Historia parcial de la Federación de Mujeres Dominicanas, versión María Elena Muñoz

Este escrito fue publicado en la revista Areíto del periódico HOY, el 7 de mayo 2016

https://www.google.com.do/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&cd=&cad=rja&uact=8&ved=0ahUKEwj-ht_xg9rMAhVFHB4KHRKvCP8QjRwIBw&url=http%3A%2F%2Felgrillo.do%2F2015%2F04%2Fmujeres-de-abril-fervientes-guerreras%2F&bvm=bv.122129774,d.dmo&psig=AFQjCNFDogx_VX33BXwLvSMo2rquU8TjEw&ust=1463331241047834La Federación de Mujeres Dominicanas (FMD) nace en un contexto insurgente. Como una respuesta de la vanguardia progresista de la mujer dominicana, al convulso proceso de despertar democrático que se produce con la decapitación de la tiranía trujillista a inicios de los 60, del pasado siglo XX, surge la Federación de Mujeres Dominicanas, participando activa y protagónicamente en todas las luchas que en los 5 años subsiguientes, determinaron la etapa más alta de movilidad social de nuestra historia contemporánea. Aunque la resistencia de la mujer dominicana a la dictadura se daba de manera individual o en el seno de los movimientos políticos creados a ese efecto, la FMD fue la primera organización femenina, independiente, pluralista y de marcada orientación democrática en nuestro país, lo que constituyó una ruptura con las formaciones políticas de ese género existentes hasta ese momento, las cuales habían estado destinadas única y exclusivamente a la exaltación y mantenimiento del viejo orden dictatorial.

Sin embargo, hay que destacar que en este contexto, el deslinde ideológico no solo se daba con el pasado, sino que también se reflejaría en el futuro, porque las perspectivas de género, no formaron parte del organigrama de la FMD, como se concibe en los últimos tiempos; apegadas a la propuesta sexista, de la activista feminista norteamericana Betty Freedan, de que el enemigo es el hombre.

Para nosotras el enemigo fue y sigue siendo el sistema económico-social imperante, con sus secuelas de injusticias, en las que el hombre en sentido general quedó también atrapado, desde que en la fase superior de la sociedad primitiva, cayó en la trampa histórica de sustituir el matriarcado por el patriarcado, este último donde se disolvió la sociedad igualitaria creada por la mujer, para instituir la contraria, donde féminas y varones, han sido en su mayoría víctimas de las referidas injusticias y discriminaciones, propias del orden establecido..

El que lo dude, que vaya a Engels, paradigma del socialismo científico, o a los grandes trágicos, Esquilo, Sófocles, de la Edad de Oro de la antigua Grecia, quienes en sus obras, como en un espejo se refleja la nefasta realidad de un tiempo de cambios, que estremecieron para siempre, los cimientos de la sociedad y la historia universal.

Partiendo de estos antecedentes, fue que la FMD tomó la decisión de ubicar la problemática de la mujer en el contexto político, lo que determinó su impacto, su éxito, al incorporarla al combate contra las secuelas negativas y mediatas del sistema, como son las del subdesarrollo y la dependencia. Mientras en el marco demandante de la inmediatez iba concretando las reivindicaciones universales a que aspiran los pueblos, como eran en la cosmovisión dominicana de entonces, la reinstalación del Estado de derecho, y por consecuencia lógica la democracia. Esta, concebida como un espacio de crecimiento de mujeres y hombres por igual, especialmente desde la óptica del goce de sus derechos civiles y políticos, lo que cubría la cuestión de género. Lo contrario sucede con la lucha entre los sexos; la que aparte de distraer la atención hacia el verdadero enemigo, los divide, en franco anticipo de la derrota
Por tanto, la FMD, al propiciar la unión en este escenario discordante y la sustentación de las reivindicaciones de las mayorías, atrajo el respaldo entusiasta de las mismas, y personas de todos los credos, sexos y sectores sociales; que respondieron militantemente a las banderas enarboladas de un pueblo que se reconocía en las consignas emancipadoras de “Libertad de los presos políticos y el regreso inmediato de los exiliados”. También en los espacios creados para ejercer la libertad de organización, como los gremios que aún sobreviven: el CODIA, la AMD, etc., y aquellos solo hospedados en el reproche persistente de la nostalgia: ADOMA, POASI, FENEPIA, SITRACODE…

Conquistas, reclamos, que se agigantaron, cuando a las consignas iniciales se unieron las voces que salieron por las rejas liberadas, las que llegaron en las naves del destierro, cargadas de hombres y mujeres, que después de la tierna parafernalia que a posteriori acompaña el regreso, aquella del beso tardío y del abrazo largamente postergado; ellos y ellas se tiraron a la calle, con esas ganas de antaño contenidas, de apresurar el fuego; no solo para integrarse a las movilizaciones, mítines, etc., sino también a la cátedra, que se instituyo en esa especie de universidad popular que fue la FMD, para forjar la conciencia política de la mujer, premisa cardinal en la consecución de los objetivos supremos de dicha entidad. Entre tantos luchadores históricos (as) que participaron en este quehacer formativo –e incluso que luego integraron las directivas siguientes a la fundadora- en sus roles diferentes, de intelectuales, profesionales, etc; recordamos a Idelisa Bonelly de Calventi, Edna Moore, Brunilda Soné, Dona Francia Cisneros, Altagracia del Orbe; así como a Pedro Mir, el Poeta Nacional; Vinicio Calventi, Dato Pagán, Corpito Pérez, Mario Sánchez Córdova, Tulio Arvelo, Pericles Franco, entre otros.

En ese panteón masculino y femenino, donde por falta de espacio solo podemos inscribir algunos de las y los compatriotas que colocados de espaldas a los antiguos esquemas fueron consecuentes con estos tiempos de cambios, hay que destacar la figura más emblemática en este contexto de rupturas que encarnó la FMD: José Ramírez Ferreiras (Condesito) fue su ideólogo. Hecho que ilustra el criterio anterior, en el sentido de que dicha organización apostó desde sus orígenes a la unidad entre los sexos y a fuente transmisora de luz, como lo fue Condesito, no solo por lo de pintor pionero del muralismo, sino también por llevarla ideológicamente a esos antros de tortura convertidos en cárceles de la Dictadura, donde llegó por ser alto dirigente del Movimiento Popular Dominicano (MPD).

Fue en aquel infierno de La 40 donde lo conocí. Lo compartía con mi hermano, el Dr. Emilio Muñoz Marte (Milito) – a quien yo iba los domingos a ver con mi padre-_ así también con otros camaradas de sueños, entre ellos cuadros y dirigentes del 1J4, como los fallecidos Hipólito Rodríguez (Polo), Francisco Javier Mella Peña Batlle (Pichi) y los sobrevivientes abogados Ramón Blanco Fernández, Alfonsito Guemes Naut, grupo al que se le unió Mayobanex Vargas, luego de la Gesta de Junio del 1959. Mi hermano Milito, quien siendo escritor y médico fue quien menos sentía el peso del encierro, pues lo dividió entre el oficio creativo y el terapeuta, aunque asumiendo la trágica dualidad de ser torturado y también curar, junto a Polo, el colega citado, las heridas que les hacían a sus compañeros de infortunio, como las de los testículos pinchados por el “tristemente célebre” bastón eléctrico y las hechas por las tenazas, conque les sacaban las unas, como por ejemplo las de Pipe Faxas, tan sangrantes como los pies de Cristo en la cruz..

Cual extraña paradoja fue en ese espeluznante y oscuro túnel, donde yo comencé a vislumbrar la luz del ideal justiciero, hilo conductor de mi vida, luego de superado el espanto. Se fue colando, en principio, entre los vendajes que escondidos en mis medias y en los ruedos de mis vestidos de adolecente, yo le llevaba a los evocados galenos del horror, para usarlo en su ritual reparador de carnes desgarradas. Bolsillos improvisados que usaban también para enviar mensajes a los combatientes de afuera, como para sacar los manuscritos de las obras que mi hermano escribió allí, como el titulado “Los 11”. Aunque no lo leí, porque la represión recogió la primera edición, creo que describe la trágica cotidianidad de él y sus 10 compañeros de celda.

Mientras tanto, Condesito, que sabía como Lewis, el gran poeta inglés, que una conciencia política como la mía, que tenía como referente el dolor, ya no daría marcha atrás. Por eso fue que al sobrevivir aquella terrible experiencia, y tomar el camino del exilio, donde entró en contacto con agrupaciones progresistas, conformadas solo por mujeres, pensó en mí para crear la local. Pero este proceso, que trasciende el marco histórico en que surge la FMD, estudiado aquí, que tratara su conformación y participación en la resistencia por la recuperación de nuestra democracia y soberanía, será objeto de otra entrega.
marelmunoz@hotmail.com
http://hoy.com.do/federacion-de-mujeres-dominicanas-paradigma-de-resistencia-en-abril-y-otros-fuegos-1961-1966-y-2-en-la-conclusion-del-50o-aniversario-de-la-guerra-de-1965/
Habiendo bebido en esas fuentes transgresoras de la cultura machista, despojado él mismo de tales rémoras, como lo vimos en la entrega anterior, donde Condesito decidió quemarse con nosotras, en esa coyuntura de fuego que implicaba hacer de la FMD el instrumento político necesario, para que nuestras congéneres pudieran no solo participar en el despertar democrático después del citado magnicidio del 30 de mayo del 1961, sino que tal experiencia sirviera a las futuras generaciones para mirarse en ese espejo, que refleja la imagen de un tiempo de resistencia de la mujer a todos los niveles de la reacción y del oscurantismo; sino también como un modelo, de acción frente a ulteriores intentos regresioncitas de la barbarie.
La tarea no era difícil para nosotras, porque aunque la mayoría andábamos aun transitando las provincias de la adolescencia y otras en pleno estreno de su adultez, todas teníamos un nexo común: ser simpatizantes o militantes de las organizaciones progresistas existentes a la época, en las cuales la mayoría había conseguido de antemano la conciencia democrática, la misma que como lo expresado anteriormente queríamos promover con la FMD, entre nuestras congéneres. Para tales fines, Condesito me encargó convocar algunas de estas compañeras a la reunión precursora del proyecto, en la residencia de la Sra. María Sturla Vda. Ricart, en la calle Eugenio de Marchena, en el Ensanche La Esperilla, de Santo Domingo, lugar donde nació la FMD, el 14 de octubre de 1961, al estructurarse allí la directiva fundadora, con la colaboración del abogado Dr. Fausto Martínez, quien redactó los Estatutos y la de la dueña de la casa, consecuente como siempre fue, con la causa democrática.
Luego de concluido el evento fundacional, Condesito se fue, cogiendo su famoso jacket negro, al tiempo de desearnos suerte en la misión emprendida. Sin intervenciones ulteriores de corredores, ni reclamos de derecho de autor, ni propiedad intelectual, tampoco de franquicia partidaria, por haber creado la más poderosa, efectiva y rentable políticamente hablando de todas las organizaciones feministas desde entonces. Él sabía que eramos capaces de hacerlo y lo hicimos: El paradigma por excelencia de la resistencia. La citada directiva, tal como consta en el Álbum de la Federación, documento original, donde se registró el día a día de la FMD, desde su surgimiento, hasta su desarticulación en 1966, por razones que explicaremos más abajo; estuvo conformada de la manera siguiente: Dra. Ligia Echavarría de Sánchez, presidenta; Dra. María Elena Muñoz, quien suscribe, Sec. General; Dra. Ana Silvia Reynoso, Sec. de Organización; Dra. Aida Cartagena Portalatín (f), Sec. de Educación, Arte y Liberación; Soucy de Pellerano (f), Sec. de Difusión Cultural; Xiomara Saladino Dedillo, Sec. de Prensa y Propaganda.
No obstante, -tal como puede observarse en la copia del citado Álbum que donamos al Museo de la Resistencia- la mencionada Directiva fundadora, ni las que le sucedieron, no hubieran podido materializar sus objetivos, sin la valiosa y militante colaboración de un equipo de mujeres, que se entregaron en cuerpo y alma, desde su inicio a dicha entidad, como fueron entre otras y muy especialmente, Bernardita Jorge, Lily de Cassá, Delta Soto, Edna Garrido, Hilda Gautreaux, Francia Cisneros, y de las filiales creadas luego en Santiago y La Vega, por ej., así como millares de mujeres que por todos las calles y barrios de la capital y del interior se insertaron militantemente en las batallas emancipadoras se la FMD.
Con tamaña respuesta, la directiva fundadora había logrado el primer objetivo, aquel que se había propuesto en el plano táctico: despertar la conciencia democrática de la mujer dominicana. La misma corría como un torrente avasallador, enfrentando a su paso los desafíos que se interponían entre ella y el ideal de varias generaciones desde entonces, aquel citado de la justicia social. Fue así como de la mano de la FMD, la mujer dominicana pudo participar real y efectivamente en todos los procesos previos, algunos antes expuestos, que condujeron hacia ese fin, como fueron los combates que libró el pueblo en el proceso de transición de la tiranía hacia la democracia, y luego por su restablecimiento cuando esta después de rehabilitada, fue de nuevo conculcada con el golpe de Estado, en 1963.
Aunque reivindicada en ese trayecto instantáneo de luz que provoca el relámpago, la democracia volvió a brillar al conjuro de la Revolución de Abril de 1965, solo por horas, para sucumbir luego bajo el imperio de las sombras. Esas que reflejaban las 42 mil bayonetas de la 2da. Intervención norteamericana a nuestro país, y con ella la Guerra Patria. Fue justo ahí donde el relámpago se transformó en rayo. Como esos que perturban “un cielo sereno” del que habla Marx en “El 18 Brumario de Luis Bonaparte”. Porque ya no se peleaba solo por la restauración del Estado de derecho, sino, y muy especialmente, por la soberanía vulnerada. La FMD estuvo también ahí, tanto en la inmediatez refulgente del relámpago como en el estruendo prolongado del rayo. Esto, a pesar de haber sido desarticulada con anterioridad por las pugnas interpartidarias por su control, así como por la represión desatada contra las fuerzas populares en aquel proceso contestatario. Pero Abril nos reunificó. Como las golondrinas que atraídas por el sol vuelven después del invierno, regresamos de nuevo a las trincheras. Las más desafiantes de todas, porque no solo eran las que estremecieron la Fortaleza y otros escenarios del pasado colonial; ni las que se enfrentaron en el puente, donde se avizoró el relámpago, sino también en todas las que operaban en el contexto de la guerra civil, entre contendientes dominicanos, unos que defendían la constitucionalidad y los que habían conculcado, como era el Gobierno de facto instalado en San Isidro, representante, a su vez, del interés extranjero, llamado irónicamente de “Reconstrucción Nacional”. Pero cuando este último se vio amenazado cuando las fuerzas que le eran leales fueron derrotadas en el referido puente Duarte, el imperio, su liado, les envió las decenas de miles de “marines’ a sustituirlas, más los 3,000 de la OEA, porque eran ellos los que en el marco de la “Guerra Fría”, defendían el esquema de dominación mundial de EUA, la potencia hegemónica en nuestro hemisferio. Fue ahí donde el sueño fue prácticamente aniquilado. Aunque salvamos el orgullo nacional, justamente con aquellas evocadas trincheras del honor, cuando las mismas sentaron al imperio en la mesa de negociaciones, opción terminal de la guerra.
Pero no nos lo perdonaron. La supremacía imperial herida barrió con la mayoría de las vanguardias revolucionarias que participaron en aquel proceso reivindicador, incluyendo a la FMD, sus dirigentes originales y subsiguientes debimos tomar medidas salvadoras. Yo elegí el camino del exilio, retomando una beca para realizar un postgrado en la Sorbona, Universidad de París, a la que había renunciado, por el estallido de la Revolución. Así pude seguir los pasos de los lideres máximos de la Guerra, Caamaño y los demás Coroneles de abril, porque al igual que ellos, yo sabía que como aquellas golondrinas regresaríamos en alguna primavera. Porque aun la utopía temporalmente aplastada, arrinconada, expulsada de los medios, de las aulas, para borrarla de la memoria histórica, ella renacería. Tal como anunciaba Savanarola, el célebre pensador del Renacimiento italiano: “Las grandes obras, como los grandes hombres, podrán no ser siempre reconocidos por las gentes de su tiempo, pero resucitan siempre, o a los 300 años como el Quijote, o a los tres días como Cristo”.

De dónde procede la pasión por la lectura de Leonel Fernández

Según lo narrado en un conversatorio con medios de prensa, esta es la razón publicada en el periódoco HOY, del 26 de diciembre 2015.
Expresa que le chocaba visualmente los libros de Joaquín Balaguer, que encuadernaba en formato de lujo. Más que bibliófilo, dice Fernández, el extinto líder reformista era un bibliómano, a quien le gustaba pasar las manos y oler sus libros.

San Carlos. Fernández cuenta que cuando nació residía en la calle Gaspar Hernández, que desemboca en la 30 de Marzo, casi esquina a la emblemática Barra Payán. Recuerda que con cuatro años le llamaba a la atención un lugar próximo a su casa donde vendían paquitos, fue su primera relación con lo impreso y la literatura.
En Nueva York. Luego emigra a Estados Unidos a los ocho años, donde residía en la calle 95, de Manhattan, New York. Cursaba el segundo grado de la primaria. Allí visitaba una vez a la semana la biblioteca de la escuela, donde le prestaban dos libros para llevárselos a su casa. A los seis meses aprendió hablar y escribir inglés.
Cuando va creciendo descubre la biblioteca del barrio, que quedaba a cinco esquinas de su casa; le permitían llevarse hasta 5 libros por un mes.
Comenzó a desarrollar su interés por todos los deportes principalmente el baloncesto, el béisbol y campo y pista; tenía el hábito. Se aprendió todas las estadísticas, pues compraba libros que le aportaban esos datos. Recuerda que se compró una enciclopedia, la cual se aprendió completamente. Confiesa que aspiraba ser pelotero. Ahí comienza su hábito por la lectura.
Por sus conocimientos sobre deporte siempre ganaba viajes a Puerto Rico, en concursos, en el Periódico El Nacional. Cedía a otras personas el premio.
En Villa Juana. A su regreso al país contaba con 16 años de edad y vuelve a Villa Juana, donde se había mudado antes de irse a New York, es decir, desde los cinco hasta los ocho años.
Cuenta que en ese barrio, como en otros había un interés de la juventud por los temas políticos y culturales. Recuerda amigos con más edad que él, pero con quienes compartía ideales. Cita al cineasta Jimmy Sierra, a quien considera como el orientador del barrio; al desaparecido profesor Narcisazo González, un activista del club Mauricio Báez.
Era un seguidor de los debates y exposiciones que se hacían en ese barrio. El ser un asiduo lector era una obligación para los participantes de esos eventos culturales, políticos e intelectuales. Representantes de los movimientos de izquierda como el MPD y el PCD, daban muestras de intelectualidad que le llamaban la atención y admiración.

“Yo me fui formando en el barrio, por eso digo que fue una gran universidad popular”, manifestó.
Influencia política. En 1970 cuando regresa al país el profesor Juan Bosch, dice Fernández, el fundador de los partidos Revolucionario Dominicano (PRD) y de la Liberación Dominicana (PLD), llegó renovado de Europa. Ya había leído los artículos que publicaba en la revista Ahora. Le impresionaba su claridad y lógica.
Tenía influencias desde su casa en New York, ya que su madre Yolanda Reyna era boschista. Ella, dice, reunía todos los fines de semana en su residencia hasta 20 dominicanos en un círculo de estudio, el cual dirigía. Era una ardua lectora y analítica de la política dominicana.
Fernández expresa que se leyó todas las obras de Bosch, entre los 17 y 18 años de edad.
Cuando entra a la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), a estudiar Derecho, en 1971, se organizó en el frente estudiantil del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), resultando electo secretario general de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la UASD.
En ese escenario defendía los ataques que recibía Bosch de los frentes estudiantiles de la oposición.
Con la división del PRD, Bosch funda el PLD en 1973, de esa misma manera se dividió el movimiento estudiantil, surgiendo entonces el Frente Estudiantil de Liberación (FEL), cuyo secretario general era Gustavo Montalvo, hoy ministro de la Presidencia.
Recuerda Fernández que Montalvo fue el primer candidato del FEL a la presidencia de la FED; Leonel era secretario general de la Facultad, pero perdieron de manera arrolladora.
A los 19 años de edad, recuerda, ingresa al PLD.

Incorrecto usar nosotros y nosotros, miembros y miembros. Lenguaje sexista debe ser abolido

Los derechos de la mujer en la sociedad ha dado como resultado una aberración en el uso del idioma. Como si el idioma tuviera sexo. Es así como muchas personas al hablar de los niños en sentido general, dicen: niños y niñas. De igual modo, nosotros y nosotras. Es una redundancia innecesaria.
Veamos lo que dicen estos especialistas en lingüística en el siguiente reportaje realizado por Diario Libre.

Cómo lograr mantener el orden y la atención de los alumnos cuando estos están en niveles debajo del sexto grado

Es muy frecuente que algunos profesores se encuentren con dificultad para lograr la atención de sus alumnos cuando estos son jóvenes inquietos. Nos referimos a los primeros niveles del nivel básico de educación.
Oigamos lo que el profesor Pedro Miranda, de larga experiencia en el campo educativo, nos tiene que decir.

Sistema para el aprendizaje de inglés en un año escolar sin necesidad de que el maestro domine el inglés.

ingles aprender
Existen colegios pequeños y centro educatios con pocos alumnos que se privan de la posibilidad de ofrecer a sus alumnos la enseñanza del inglés. Lo cierto es que con la tecnología hoy día existente, lograr que sus alumnos aprendan a hablar inglés está al alance de cualquiera que se lo proponga.
Basta con disponer de una computadora y un proyector. Ya casi todo el mundo lo tiene. Y NO ES NECESARIO disponer de Internet aunque sí energía eléctrica.
El profesor Victor Rodríguez ha desarrollado un método mediante elcual, a través del uso del diálogo entre dos personas, se puede enseñar a hablar el inglés en un año escolar a cualquier persona que sepa leer y escribir. Cuidadosamente seleccionados, 100 diálogos grabados serán memorizados por los estudiantes los cuales les darán la habilidad de poder establecer una comunicación normal en el idioma inglés. ¡Garantizado!
Durante el tiempo de un año escolar, los estudiantes dominarán cien diálogos en inglés americano.
Los colegios, escuelas o centros educativos que deseen aplicar este método sólo deben escribir a: infosoft_rd@yahoo.com o llamar al 809 245-8078.

Directorio de Docentes de la República Dominicana. Regístrese.

Si usted imparte docencia y desea estar enterado de las novedades, sucesos y hasta “chismes” que suceden en el campo de la educación en la República Dominicana, entonces es conveniente registrarse en este Directorio.
Si surgen ofertas de trabajo para las cuales puede calificar, también es una razón positiva por la cual debe registrarse.
Para hacerlo, haga click en este enlace: http://edurd.com/registrese-en-el-directorio-de-docentes-de-la-republica-dominicana.php

Aprenda a programar con eBooks. Que la tecnología sea su aliado.

Adquiera estos libros de programación utilizando ejemplos. (La mejor forma de aprender)
Aprenda también: Cómo hacer un libro electrónico
La mejor manera de aprender Algebra
Aprender Lenguaje C ++ con ejemplos
Aprender lenguaje PHP con ejemplo
Cómo entender la Química
Geometría para padres y estudiantes
Todo esto lo puede adquirir en forma de libros electrónicos (eBook), más económico que un libro normal.

Learn SQL Programming By Examples
http://www.amazon.com/dp/B009PD6A2U

Learn PHP Programming by Examples
Learn PHP Programming by Examples 3, Sergey Skudaev – Amazon.com

Learn C++ Programming By Examples
Amazon.com: Learn C++ Programming By Examples eBook: Sergey Skudaev: Kindle Store

Amazon.com: Learn C++ Programming By Examples eBook: Sergey Skudaev: Kindle Store
This book is for those who want to learn computer programming in C++; however it can be helpful to those who are already familiar with C++. College students who are taking C++ courses may find this eBook useful as well. However, this tutorial does not substitute any assigned class…
View on www.amazon.com
Preview by Yahoo

How to Build Your Own Web Site from Scratch
http://www.amazon.com/dp/B006YHIBVS

THE EASIEST WAY TO UNDERSTAND CHEMISTRY
http://www.amazon.com/dp/B006N6V8HY

Geometry For Students and Parents
http://www.amazon.com/dp/B00HBTMJT8

How to Create and Format Your eBook (Kindle Edition)
http://www.amazon.com/dp/B00IHIR4VA

The Easiest Way to Understand Algebra
http://www.amazon.com/dp/B0063XNQ8G

El Mundo se Mueve por Fe, por Mutanabbi Ben-Yehuda

Todo lo que el ser humano hace, lo hace porque tiene la fe de que vale la pena hacerlo.
Si no fuese por la fe que tenemos, el mundo estaría estático.
Lo que usted hace para vivir, lo hace porque tiene fe en que recibirá un salario, un pago por su esfuerzo, una recompensa. Sin eso, no lo haría.
La fe que tiene, lo obliga a levantarse cada mañana con el propósito de alcanzar esa meta, ese deseo, ese proyecto inconcluso, esa idea…
Su fe es lo que lo motiva a realizar una venta, porque espera que ese potencial comprador se interesará en su producto. Esa misma fe hace que el comprador crea en lo que le ofrece. Y el dinero que recibe como pago, es parte de la fe que tiene en que ese dinero, esas monedas o ese cheque, le servirán para pagar otros compromisos pendientes. Tiene fe en el dinero con que se desenvuelve. Que nadie se lo va a rechazar. Porque tiene fe en que otros, al igual que usted, también tienen fe en ese mismo dinero.
Tiene fe en que la carrera que estudia le ayudará a mejorar su vida futura. Tiene fe que ese conocimiento adquirido le ayudurá a realizar su propio proyecto u obtener un empleo favorable.
Tiene fe en que la publicidad que ha colocado en este espacio será vista por personas que se interesarán en ella.
Y por último, tiene fe en que vale la pena seguir viviendo y mejorar su condición actual, tanto en lo material como en lo espiritual.
Mutanabbi Ben-Yehuda

Tablas de Multiplicar y Dividir del dos al doce . Que sus hijos la sepan de memoria

Es importante que los niños se aprendan desde temprana edad la tabla de multiplicar. De este modo, evitarán todas las lagunas que se observan en los estudiantes que entran al bachillerato y al nivel universitario. Aplique este método sencillo pero efectivo.
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR DOS
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR TRES
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR CUATRO
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR CINCO
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR SEIS
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR SIETE
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR OCHO
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR NUEVE
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR DIEZ
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR ONCE
TABLA DE MULTIPLICAR Y DIVIDIR POR DOCE

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES:No es bueno que acostumbre a sus hijos a darle todo lo que le piden. Exija a cambio un esfuerzo de parte de ellos. Por ejemplo, que no vean la televisión hasta que memoricen la tabla correspondiente del día (es decir, la que usted le haya asignado).